Inicio

EL SOL FORTALECE LOS HUESOS

Los efectos positivos de la luz solar artificial en nuestro organismo no solamente son aplicables a los jóvenes. Hay razones para sostener que justamente las personas más mayores deberían acudir con regularidad a un centro de bronceado.

Osteoporosis: Cada vez más personas mayores sufren esta enfermedad que afecta a los huesos, volviéndolos porosos y quebradizos. En edades avanzadas se puede convertir en un caso clínico, por ejemplo al romperse el fémur.

La osteoporosis se debe a la falta de calcio. Hasta los treinta años aproximadamente el calcio se almacena en los huesos endureciéndolos, pero también se necesita en otras partes del cuerpo. Si por medio de la alimentación no obtiene la cantidad suficiente de calcio, su organismo tiene que extraer los minerales a lo largo de los años de las regiones óseas. Así se genera la enfermedad.

¿Cómo se puede evitar la osteoporosis? Mediante una alimentación rica en calcio y tomando el sol regularmente. El organismo necesita vitamina D para poder asimilar el calcio. Esta vitamina no se encuentra fácilmente en los alimentos, por eso la naturaleza nos ha creado de manera que nuestro propio cuerpo pueda producirla y para ello necesita únicamente el sol.

Si los rayos UV-B penetran en la piel, el colesterol que se encuentra en ella se convierte en provitamina D y en menos de 24 horas la temperatura corporal la transforma en vitamina D.

Sin embargo, durante los meses de invierno la luz solar de nuestras latitudes no contiene apenas rayos UV-B. Casi todos ellos quedan atrapados en la atmósfera, de manera que la producción de vitamina D del cuerpo queda interrumpida totalmente durante ese período, según declara el Dr. Albrecht Falkenbach del sanatorio Gasteiner Heilstollen. Consecuencia: aunque sigamos una alimentación rica en calcio, nuestro cuerpo no podrá de asimilar ese valioso mineral.

Es en este punto donde nos pueden ayudar los modernos solarios con su aporte de rayos UV-B. A pesar de la baja dosificación de los rayos, que hace que éstos no produzcan eritemas solares con un uso adecuado, son suficientemente fuertes para reactivar la producción corporal de vitamina D incluso en invierno. Así, podrá broncearse y fortalecer sus huesos al mismo tiempo.
BRONCEADO Y SALUD
Inicio » Hech.&Consej. » BRONCEADO Y SALUD » EL SOL FORTALECE LOS HUESOS