Inicio

¡LOS BANCOS DE SOL NOS ALEGRAN!

¿Es usted una de las muchas personas que en invierno se encuentran apáticas y faltas de energía? Consuélese, usted no está sólo.

Según estudios recientes, uno de cada tres ciudadanos centroeuropeos sufre ligeras depresiones en la época fría del año, se trata de la depresión de invierno. El fenómeno de la depresión de invierno fue descrito por primera vez en 1984 por el psiquiatra estadounidense Rosenthal. A esta nueva enfermedad se le dio el nombre de SAD (Seasonal Affective Disorder = trastorno afectivo estacional). Esta abreviatura no fue casual, pues la palabra inglesa "sad" significa "triste".

Todavía no están totalmente claras las causas que conducen a esta enfermedad, pero los científicos afirman que la falta de luz durante el invierno juega un papel muy importante en este caso. Por esta razón, la luz es un componente principal en el tratamiento de los enfermos de SAD y el éxito es considerable.

La doctora Sabine Thor-Wiedemann, en su libro "Licht gibt Leben" (La luz da vida), aconseja sobre cómo superar rápidamente los sentimientos de frustración que aparecen en invierno:

  • ¿Echa de menos el sol? Permítase una visita al solario una o dos veces a la semana. Esto le subirá el ánimo.
  • Independientemente del tiempo, salga a dar un paseo. Media hora todos los días. Si está trabajando, puede aprovechar la pausa del mediodía para dar un paseo. Si no trabaja, debería pasear en las últimas horas iluminadas de la mañana.
  • Mantenga su hogar bien iluminado. Después de levantarse y también si llega tarde a casa, cuando ya está oscuro, ilumine bien las habitaciones sin reparar demasiado en la cuenta de electricidad.
  • Elija colores claros para su ropa de invierno. Ya verá cómo su estado de ánimo mejora.
  • Consuma alimentos ricos en hidratos de carbono, tales como pastas y pan. Los hidratos de carbono pueden incidir en el metabolismo de determinadas sustancias mensajeras en el cerebro (p.ej. la serotonina) y mejorar el estado de ánimo.
  • Tenga cuidado con el alcohol. Puede provocar mejoras temporales del ánimo, pero a largo plazo podría producir sensaciones de depresión incluso si el consumo es moderado.
Fuente: Dr. Sabine Thor-Wiedemann, Licht gibt Leben, Knaur.

BRONCEADO Y SALUD
Inicio » Hech.&Consej. » BRONCEADO Y SALUD » ¡LOS BANCOS DE SOL NOS ALEGRAN!